Ante el respaldo que representa en caso de muerte o invalidez, siempre surge la idea de tener más de un seguro de vida, pero, ¿es esto posible?

Para quienes no se encuentran muy familiarizados con el mercado de los seguros, suelen surgir toda clase de inquietudes que merecen de gran atención para evitar cometer errores que puedan significar pérdidas al momento de dar ese gran paso de contratar.

Así las cosas, ¿cuántos seguros de vida puede tener una persona? Este es un interrogante que se repite constantemente debido a esa creciente necesidad de sentirse amparado y de proveer de alguna fuente de equilibrio y bienestar a quienes se establecen como beneficiarios, por lo tanto, es precisamente esto lo que se revelará a continuación.

Se pueden tener varios seguros de vida

Tener varios seguros de vida

Suena apenas lógico pretender tener más de una póliza de este estilo ya que se trata ni más ni menos que de una manera responsable de proyectarse a futuro y, asimismo, de crear bases para aferrarse a algo concreto en caso de una eventualidad en el presente.

Ante el objetivo de incrementar el nivel de respaldo, desde el punto de vista legal es totalmente viable y permitido, contratar más de una póliza de vida, esto, siempre y cuando quien figure como titular respete una serie de condiciones.

Para contratar mas de un seguro de vida bien sea en diferentes aseguradoras o en la misma, lo que se exige es que la persona realmente cumpla con las condiciones que la pueden identificar como asegurable y que obviamente, disponga de los recursos para suplir la inversión que la iniciativa demanda.

Ventajas de adquirir más de un seguro de vida

En primera instancia, lo positivo de optar por esta iniciativa, es que se incrementará considerablemente el nivel de seguridad frente a todos los siniestros que hagan parte de la cobertura. De igual manera, estarán disponibles el número de indemnizaciones solicitadas por el tomador.

Muchas compañías optan por ofrecer a sus usuarios, un porcentaje de descuento sobre la prima total cuando se adquieren varias pólizas.

Con la intención de que todo fluya sin inconvenientes, lo más recomendable es que todos los beneficiarios se encuentren al corriente de la situación para que puedan apegarse a las condiciones estipuladas, de igual manera, debe ser de conocimiento común, los tiempos de vigencia.

¿Se cobra por todos?

La respuesta a esta inquietud no es otra que sí, si se cobra por cada uno, pero para ello, la aseguradora debe constatar que el beneficiario o el titular realmente cumpla con que se ha dejado por escrito desde el principio para recibir la indemnización.

Para concluir, es esencial no pasar por alto que de darse esta situación lo más probable es que se tenga que asumir el pago de los respectivos impuestos y que muchas veces se determina una edad particular en la que cesan, si el titular no ha fallecido.

Por lo demás, no tendría que existir inconveniente alguno en poder hacer efectivas sea cual sea la cantidad de pólizas que se lleguen a tener.